15 de octubre de 2013

Testimonio de Vicente Maiso. Misionero en Chile

Hola, amigos que trabajan en preparar el DOMUND 2013.

       Alguna sencilla indicación para mantener el espíritu vivo misionero.
La oración es primordial, oración que acompañe el sacrificio cotidiano dentro de las actividades. Pero con un convencimento del poder de la oración dirigida por las Misiones en general y en particular por personas misioneras conocidas como hacía santa Teresita del Niño Jesús. Impresiona que ella sea también Patrona de las misiones conjuntamente con san Francisco Javier. Ella sin salir de su Convento. Su predicación era la oración y el sacrificio. "La oración todo lo alcanza".
La ayuda económica como expresión y signo del interés por ayudar a las Misiones. Si no se puede en gran cantidad, no importa.
El haber dejado patria, familia, compañeros del seminario para encontrarte con otro mundo de personas desconocidas se siente al principio. El arranque generoso inicial es importante para superar obstáculos que se presentaban.
Al salir del hogar familiar dejando rostros entristecidos y sin embargo adelante porque el Señor te llama. Podría constatar que el gran sufrimiento a los diez meses de llegar a mi destino en Chile cuando falleció mi madre repentinamente y  sin haber podido acudir a sus funerales. No por eso me arrepentí de haber salido de la Patria para venir a la misión.
No nos consideramos y ni somos héroes sino haber entendido lo que enseña el Concilio en el Decreto Pr. Ord. ,10   que uno se ordena "para una cierta misión limitada y restringida, sino para una misión amplísima y universal de salvación."
En la misión se vive con  más facilidad la universalidad de la Iglesia. Es un regalo sin duda sin merecerlo.
Pienso en sacerdotes estupendos que han trabajo en su propia diócesis  y llegan a la edad de la jubilación pueden venir  a seguir trabajando en colaboración de otras Iglesias. Es suficiente con una salud normal.

Esto es lo que podría ofrecerles conforme al encargo recibido.
Un saludo afectuoso desde esta lejanía.

Vicente Maiso desde Antofagasta.

No hay comentarios :