• DOMUND 2020


    ¡Descarga ya los materiales para la jornada!
  • GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros

13 de noviembre de 2020

Fallece el Padre Vallés, misionero riojano.


 OMPRESS-MADRID (11-11-20) Este jesuita pasó cinco décadas en la India, donde fue galardonado como uno de los mejores escritores en lengua gujarati, en la que escribió nada menos que 78 libros, muestra cómo llegó a integrarse en la sociedad india. Muchas han sido las muestras de tristeza por su fallecimiento sobre todo en el estado de Gujarat. Narinder Modi, primer ministro de la India, y tres veces ministro principal de este estado de Gujarat, enviaba un tuit para recordarlo: “El padre Vallés se hizo querer por muchos, especialmente en Gujarat. Se distinguió en diversas áreas como las matemáticas y la literatura gujarati. También le apasionaba servir a la sociedad. Entristecido por su fallecimiento. Que su alma descanse en paz”.

El padre Vallés nació en Logroño el 4 de noviembre de 1925. Tras hacerse jesuita y ordenarse sacerdote fue destinado a Gujarat en 1949. Allí pasaría más de cincuenta años. Tras su jubilación, el padre Valles se instaló en Madrid para acompañar a su madre hasta que falleció a los 102 años. El sacerdote jesuita perdió a su padre cuando tenía diez años. Seis meses después de su muerte, estalló la Guerra Civil Española y tuvo que huir de su hogar, junto con su madre y su hermano. Se fueron a vivir con la tía de su madre, lo que le permitió asistir a un colegio jesuita junto con su hermano, y de ahí entró en el noviciado de la Compañía.

Dominó el idioma local de Gujarat prometiendo no hablar una palabra de inglés mientras lo estudiaba. Recordaba en su biografía del sitio web que tenía para promocionar sus publicaciones que: “Al corazón se llega a través de la lengua materna. En mi región, esa era el gujarati, que también era la lengua materna de Mahatma Gandhi. Lo estudié durante el ‘año de idiomas’ prescrito para todos los seminaristas jesuitas”. Sus libros le valieron muchos reconocimientos literarios. Fue el primer extranjero en recibir en 1978 la medalla de oro Ranjit Ram, el premio literario más importante del estado de Gujarat. Escribía además una columna semanal para el Gujarat Samachar, el principal diario gujarati. Más tarde se vio “obligado”, según decía él, a escribir en inglés y publicó más de 24 libros en este idioma y 42 en español. Sus libros han sido traducidos al chino y a otros idiomas europeos. Entre sus títulos, “Gandhi, una alternativa a la violencia”, “Como leones rugientes, la Eucaristía misión de Vida” o “Los siete puentes”. En sus libros se refleja su pasión por servir a Dios y a las personas, como en “Nuestra Señora de la Alegría”.

El padre Vallés era también un insigne matemático, que introdujo conceptos matemáticos en la lengua gujarati, y fue el que introdujo las “matemáticas modernas” en la Universidad de Gujarat. Escribió el primer libro de texto sobre álgebra abstracta y representó a la India en congresos internacionales de matemáticas en Moscú, Exeter y Niza. Enseñó matemáticas en el St. Xavier’s College Ahmedabad de 1960 a 1982.

“El padre Vallés fue matemático, músico, escritor, mentor, gurú espiritual y guía, todo en uno”, dijo el padre jesuita Cedric Prakash, quien pasó muchos años con él. “Contribuyó enormemente al idioma y la cultura gujarati; quizás ningún extranjero o no gujarati haya alcanzado su nivel en esto”.

Como decía en uno de sus escritos comentando el salmo 104: “Que arda mi día como ha ardido la varilla de incienso que se deshace en perfume, se desvanece en la nada y llena todo el espacio alrededor con el gesto evasivo de su presencia invisible; y que no deje así residuo alguno de remordimiento, preocupación, ansiedad o culpa en mi alma abierta al cielo”.

11 de noviembre de 2020


 Bases concurso Infancia Misionera 2021

Consulta aquí


15 de octubre de 2020





 

Tuvimos una oración por los misioneros, con la presencia y testimonio de Jesús Balmaseda, misionero riojano en Cuba. Gracias por tu testimonio. Todos estuvieron presentes, son los protagonistas de esta Jornada del DOMUND. No están solos.

7 de octubre de 2020


 


La misión tiene, desde su origen, la dinámica del envío. El Padre envía al Hijo y al Espíritu Santo; Jesús envía a sus discípulos a anunciar el Evangelio a todas las gentes. Toda la historia de la Iglesia se ha tejido con envíos de misioneros que, desde sus comunidades de origen, han salido a anunciar a Cristo con obras y palabras, formando nuevas comunidades. 

AQUÍ ESTOY, ENVÍAME


30 de septiembre de 2020

Comienza el Domund en su versión más digital


 

Un año más arranca la campaña del Domund, la Jornada Mundial de las Misiones convocada por el Papa para implicar a todos en la misión de la Iglesia. Celebrada sin interrupción desde 1926, el Domund se enfrenta este año a una situación difícil por la pandemia. Obras Misionales Pontificias (OMP) propone su campaña más digital con el lanzamiento del vídeo del Domund y de la página web www.domund.es. Además del testimonio de los misioneros, destaca la primera carrera virtual del Domund y la exposición “El Domund al descubierto” en Burgos.

Una familia con cinco hijos en Tanzania. Una religiosa médico en Camerún. Un religioso profesor en Vanuatu. Un sacerdote en Japón y otro en la selva amazónica en Perú. ¿Qué tienen en común? Una llamada de Dios, a la que todos respondieron “Aquí estoy, envíame”, tal como reza el lema del Domund, la gran fiesta de las misiones de la Iglesia universal. Y precisamente por ello, son los protagonistas del vídeo del Domund de este año, en el que se muestra la belleza de la misión universal en una variedad de carismas, localizaciones y tareas. De carácter testimonial, pretende acercar sus historias a los colegios y parroquias que este año no podrán recibir la visita física de misioneros, como era tradición.

“A nosotros nadie nos paga por estar aquí”, explican Juan Pablo Trenor y María Martínez, una familia del Camino Neocatecumenal con cinco hijos que viven en Arusha (Tanzania). Entre cortes de luz y agua, con un idioma que desconocían, viven con sus hijos su vida de fe y acompañan la pastoral de la parroquia. Ellos participan en el vídeo del Domund de este año, al igual que Rosario García, médico, misionera de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, que ofrece en medio de la selva de la diócesis de Yaundé un hospital, donde van muchos enfermos a curarse o a morir con dignidad.

Estos testimonios se unen a los de Antonio López García Viejo –hermano corazonista misionero en Vanuatu (Oceanía)-, Pablo Seco –sacerdote diocesano en Japón-, o Alfonso Tapia –sacerdote diocesano en la selva amazónica-. Todos ellos, desde su particularidad, muestran cómo la Iglesia ha seguido adelante con el mandato de Jesús de ir y hacer discípulos hasta los confines de la tierra. Las diócesis en las que están estos misioneros no podrían subsistir sin la ayuda del Domund.


                                                                                           ver más