12 de mayo de 2017

LA RIOJA – BURUNDI – BENIN – ECUADOR 55 años compartiendo Fe y Vida

Después de 31 años de presencia en Benin, en donde nuestra diócesis ha tenido una Misión Diocesana en Fô-Bouré, llega el momento de decir adiós a los pueblos baribá, peul y gando, y a la diócesis de N’Dali.
Con la vuelta a La Rioja del sacerdote misionero  Juan Pablo López Mendía, que ha permanecido en la Misión durante 21 años ininterrumpidos, la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño da por finalizada esta experiencia de Misión Diocesana.
Es un buen momento para agradecer a quienes hicieron posible esta magnífica experiencia misionera - don Francisco Álvarez, obispo en La Rioja de 1976 a 1989 y monseñor Nestor Assogbá, obispo de Parakou (1976-1999) - , a quienes continuaron confiando en ella,  y a los sacerdotes y laicos que han participado en su mantenimiento y desarrollo. La mitad del territorio que se nos confió en 1986 es una nueva parroquia con sacerdotes nativos.
En 1962 comenzaba en Burundi nuestra experiencia diocesana en Misión, que se prolongó en Benin y en Ecuador. A lo largo de estos 55 años, la acción evangelizadora llevada a cabo por nuestros misioneros riojanos, ha prestado una atención especial a las necesidades materiales que fueron encontrando: la labor educativa, la atención a la sanidad, la creación de lazos entre las distintas poblaciones, el cuidado de la familia, la mejora agrícola, el acceso al agua limpia, la puesta en marcha de cooperativas, la mejora del hábitat, la promoción femenina, la protección de la juventud, la educación y escolarización de los niños, el cariño por los más pobres, la condena de las injusticias, la defensa de los más débiles, la formación de líderes, la catequesis y el desarrollo de procesos de crecimiento en la fe, la alegría de compartir la Palabra de Dios y culminar los procesos catecumenales con la celebración del Bautismo y los demás sacramentos … Todo ello conseguido a base de grandes esfuerzos; entre ellos, no fue el menor aprender nuevas lenguas para poder comprender e introducirse en culturas diferentes.
Llega el difícil momento de decir adiós a esta espléndida experiencia diocesana. El trabajo de los misioneros da fruto en las vocaciones nativas. A ellas les corresponde tomar el relevo de la evangelización en ese entrañable rincón del norte de Benin. Por nuestra parte seguimos unidos a las gentes de Rwisabi (Burundi), Fô-Bouré (Benin) y Puyo (Ecuador), en donde un buen grupo de misioneros sacerdotes y laicos riojanos compartieron con ellos  vida y  fe.

Jesús María Peña Peñacoba
Delegado diocesano de Misiones





Solidaridad entre hilvanes

Publicado por el Diario La Rioja
 12 de mayo de 2017
La parroquia de Santa Teresita acoge una muestra de ropa para ayudar a niños de países desfavorecidos. Muestran las fotografías de niños felices que les remiten los misioneros riojanos repartidos por los países más deprimidos del planeta como el mayor de los tesoros. Esas sonrisas de alegría por estrenar ropa nueva constituyen la mejor recompensa para el grupo de mujeres que cose para la Delegación Diocesana de Misiones en La Rioja.
Cada lunes por la tarde una treintena de voluntarias se reúne en el local de avenida de Navarra
en Logroño para cortar telas, sacar patrones, preparar bieses y hombros, planchar ... otras muchas hilvanan esa solidaridad en distintos municipios de la región o en sus casas.
Al año confeccionan entre 8.000 y 10.000 prendas para bebés y pequeños de hasta 8 años.
Parte de esas chaquetas, vestidos, baberos, conjuntos o patucos los envían en verano por medio de contenedores a los destinos más desfavorecidos donde trabajan los 206 misioneros riojanos.
Desde hace una década, otra parte de esa colección hecha totalmente a mano la muestran y ponen a la venta durante varias jornadas en la parroquia Santa Teresita, con el fin de recaudar
fondos para los proyectos de desarrollo que los religiosos promueven en zonas depauperadas.
Hasta el domingo, el local de esta iglesia expone las creaciones ribeteadas por las ganas de ayudar de Angelines Martínez, Milagros Carreras, Conchita Larrubia, Angelita Gil y otras tantas «Aportamos nuestro granito de arena en el mar de necesidades que tienen estos niños», afirma Martínez.
No en vano, «algunos sólo disponen de un trapito con el que taparse», asegura la religiosa asentada en Benín, Amelia Blázquez. Por eso, cuando les llega esta ropa «les invade la alegría». «Se miran y se remiran porque nunca se han visto tan guapos y con vestidos nuevos», sostiene Luisa María Agustín, otra misionera que ha llevado a cabo su labor en el país africano.
Las fotografías que las costureras riojanas reciben son la mejor prueba.

El punto de venta permanece abierto en Santa Teresita hoy de 17a 20 horas y mañana y el domingo, entre las 12 y las 14 y de 17 a 20 horas. 

5 de mayo de 2017

Mensaje del Delegado sobre Vocaciones Nativas

El próximo domingo, IV Domingo de Pascua “del Buen Pastor”, celebraremos dos Jornadas de carácter vocacional, con el fin de promover la oración por las vocaciones  y la ayuda económica  a los territorios de misión para que tengan los recursos necesarios en su formación y sostenimiento.
¡EL CRECIMIENTO DE LAS VOCACIONES NATIVAS ES ESPECTACULAR! Cada vez son más los jóvenes que en estos territorios están respondiendo con generosidad a la llamada del Señor. El Espíritu Santo está dando abundancia de vocaciones en aquellas zonas que, heredadas del trabajo de los misioneros, empiezan a producir sus propios frutos. La existencia de las vocaciones locales muestra  que el Evangelio anunciado por los misioneros ha echado raíces y asegura el futuro de la Iglesia. ¡¡¡ DEMOS GRACIAS A DIOS !!!
Y tenemos que felicitarnos en La Rioja, aunque seguimos siendo inconformistas: nos felicitamos porque el año pasado 22 parroquias cooperaron con su colecta para las VOCACIONES NATIVAS, pero no nos conformamos. Tienen que ser TODAS LAS DE LA DIÓCESIS las que colaboren, porque nos jugamos mucho: en los territorios de Misión HAY MUCHAS VOCACIONES que en nuestra tierra faltan, y nosotros tenemos medios que ellos necesitan. ¡¡¡ NO DEJEMOS DE AYUDARLES !!!

Jesús María Peña Peñacoba  - Delegado Diocesano de Misiones