26 de octubre de 2016

Tomás Herreros desde Perú

Qué sorpresa recibir los saludos de la delegación con motivo del Domund!! Me hacen sentirme importante. Muchas gracias. Espero que el Señor te mantenga en la alegría de siempre, tanto a ti como al resto del equipo de la delegación.
            Como ya sabes ahorita ando por Lima en Perú, donde compagino labores propias de misioneros de primera línea (traducciones de idiomas africanos; pastoral en periferias urbanas), con el cuidado de la formación de trece jóvenes de distintas partes del mundo, a los que acompaño en sus últimos años de preparación teológica y procuro introducirlos a la pastoral misionera, gracias a mis años de experiencia y la vocación a la que el Señor me llamó; pues al igual que Pablo me veo obligado a decir “Ay de mi si no evangelizara”. Y también como hiciera él con Timote, me siento como pasando el relevo a otras generaciones, por las que velo para que lo hagan bien en el futuro  evitando los errores que cometí yo.

Acá el Perú, me he sorprendido de la fiesta de Comboni, que ahora llamamos San Daniel Comboni, y que aparece en los santorales tanto de Kenya como de Perú. Como corresponde nos juntamos todos los Combonianos de la ciudad en una sola casa para celebrarlo… todos menos mis estudiantes que este año se tuvieron que quedar hincando los codos porque tienen exámenes de mitad de trimestre. 

                           Ver más 

No hay comentarios :