8 de septiembre de 2015

La Diócesis pone a disposición tres casas para acogida de regufiados

El Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño



Carta a los sacerdotes

Logroño, 7 de septiembre de 2015

Queridos hermanos sacerdotes: Paz y Bien.
Este verano tuve la dicha de acompañar la peregrinación de nuestra Diócesis a Tierra Santa. Estando en Jerusalén fuimos a saludar al Patriarca latino, Monseñor Fuad Twal, que es natural de Jordania y de raza árabe, y le hicimos entrega de un  donativo fruto de la generosidad de muchas personas. En el transcurso de la conversación nos contó las dificultades que padecen en este momento muchos ciudadanos sirios y, en especial los cristianos árabes de aquel país. Y nos decía: “a mi tierra, Jordania, llegan muchos hermanos nuestros huyendo de la guerra y de la persecución. Vienen habiéndolo perdido todo: casa, tierras, negocios etc. Hubiesen salvado su vida y sus posesiones si se hubiesen convertido al islam, pero se han mantenido firmes en la fe”. Y añadía: “lo han perdido todo, menos la fe”. Os confieso que esas palabras me emocionaron. ¡Qué hermoso testimonio nos dan esos hermanos árabes cristianos de Siria y de Jordania que viven su fe en medio de una terrible persecución!
En estos últimos días, los medios de comunicación  nos muestran cómo están llegando a Europa muchos sirios, y de otros países, que huyen de la guerra y de la miseria. Gracias a Dios, los responsables de los países de la Unión Europea han reaccionado y están dispuestos a acogerlos y distribuirlos por los distintos países.
Ahora se plantea el problema de dónde van a poder residir cuando lleguen a los países y regiones que les asignen.
Me he puesto al habla con el Presidente del Gobierno de nuestra Autonomía,  y con el Consejero de Política Social, para decirles que pueden contar con nuestra ayuda. Tenemos dos casas que podrían acoger a unos cuantos refugiados, al menos en un primer momento, y si fuese necesario por más tiempo también. Se trata de las casas  de Pedroso y de Enciso y, en caso necesario, también la de El Rasillo.
Os lo comunico para que sepáis que la Diócesis está dispuesta a colaborar en estos momentos de verdadera urgencia humanitaria. Cáritas está también trabajando en este sentido, como lo hace siempre en todas las emergencias.
Y os pido, que en la medida de vuestras posibilidades animéis a los feligreses a acoger con generosidad y afecto a los refugiados y a prestarles toda la ayuda posible.
Dios bendiga vuestro trabajo en este comienzo de curso.
Con mi afecto y bendición,


                                                  + Juan José Omella Omella
                    Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño


No hay comentarios :