16 de agosto de 2011

Madre María Teresa de la Torre

A todos los jóvenes que participáis en la JMJ
Me uno a vosotros a la Jornada Mundial de la Juventud para que Cristo llene de fe y vida a cada uno de los que asistís, y así podáis derramar esos dones. El mundo necesita de vuestro testimonio y vida comprometida con Dios para poner los valores en orden. ¡Ánimo!
Inicio con este saludo de animación, pues todos los que os hacéis presentes en la JMJ estáis dando la cara por Cristo, a pesar del negativismo religioso y materialismo que inunda a nuestro mundo. Vosotros mostráis vuestra fe sin importaros el qué dirán ni los inconvenientes del viaje o del clima.
Como muchas veces hemos oído al Papa Juan Pablo II os repito, "no tengáis miedo, abrid las puertas a Cristo". Si lleváis a Cristo en vuestros corazones, inundaréis de gozo y alegría los caminos por donde vayáis. El mundo necesita de vuestro testimonio y vida comprometida con Dios para poner los valores en orden. Ánimo. Disfrutad de la presencia de tanta gente buena que se hace presente, de los sacerdotes, religiosos, catequistas, animadores... que trabajan de forma silenciosa todos los días... y del Santo Padre Benedicto XVI. Su testimonio es presencia de Cristo.
Desde Guatemala, Centro América, les invito también a que se cuestionen por la vida religiosa y el llamado que Dios hace en muchos corazones, para ser en estas personas entregadas, el don del Amor que se encarna en el mundo.

Madre María Teresa de la Torre Arranz,
Dominica de Nuestra Sra. de las Victorias en Guatemala

No hay comentarios :