31 de octubre de 2014

Testimonio de Rodolfo Cabello en la Campaña del DOMUND



 Me llama la atención en esta tierra costera guatemalteca, tierra de volcanes y terremotos, en la que las fincas mantienen en una estructura de semiesclavitud (colonos) a tanta gente, cómo los niños son una expresión de vida y alegría que nunca había visto en otros lugares.


 Ni las casas de madera, con techo de latón, suelo de tierra, propiedad del finquero, ni las condiciones de vida (sueldos, alimentación, escuelas,…), o la enorme inestabilidad familiar son motivo para apagar esa fuerza de la VIDA.
 ¡ADMIRABLE!


No hay comentarios :