6 de febrero de 2017

El Papa, por la paz en Siria

"No a la destrucción, sí a la paz, sí a la gente de Alepo y Siria", ha sido la petición que el Papa Francisco ha lanzado mientras que en esta ciudad el Ejército regular y aviones rusos combatían contra los últimos residuos de resistencia de rebeldes y yihadistas. La alegría de los sirios que lograban escapar de la zona de los yihadistas se mezclaba con noticias de desapariciones de refugiados en manos del ejército y de familias usadas como escudos humanos. Por este motivo, el Santo Padre señalaba que no hay que olvidar que Alepo es una ciudad, y que allí hay gente: familias, niños, personas mayores, enfermas... Y añadía: "Por desgracia ya estamos acostumbrados a la guerra, a la destrucción, pero no debemos olvidar que Siria es un país lleno de historia, cultura y fe". "No podemos aceptar - hacía hincapié - que esto sea negado por la guerra, que es un cúmulo de abusos y falsedad". 

                                                     Misioneros Tercer Milenio nº 171