12 de junio de 2015

Juana Bellido. Siempre en la Vida hay algo que crear


Falleció en marzo de 2015

Dios, nuestro Padre, pone en nuestras manos su propia creación. ¡Hijos suyos somos! A su imagen y semejanza nos creó. Eta filiación constituye nuestra verdadera alegría, nuestro DON, nuestra propia colaboración en la OBRA DE DIOS.          
 Juana Bellido nació en Sotés, La Rioja, el día 27 de enero de 1929. Llegó  a Javier a sus 25 años. Muy consciente de lo que Dios le pedía se comprometió en sus primeros votos en el año 1952 y permaneció en Javier hasta el 22 de Febrero de 1962 año en que fue enviada a la MISIÓN del Congo.
Destacamos de nuestra hermana Juana su apertura  a la VIDA, a lo real. Vivió en contacto con la naturaleza y con su creatividad sin adornos, ayudó a que la vida creciese a su alrededor. Nada se le puso por delante, se lanzó a la necesidad más urgente. En los primeros años de Misión en el Congo fue igual para ella construir una casa, un puente, o un depósito para reserva de agua.
Creó vida e hizo que los que le acompañan creciesen a la par. Mejor la agricultura de los huertos, calles con cocoteros… todo ello impulsado por una sabiduría interior. La sabiduría que le hizo palpar que más allá y más acá en lo grande y en lo pequeño está Dios. Juana fue contemplativa en la acción.
Tuvo una exquisita sensibilidad para lo social, en defensa de los más pobres y sencillos. Buscó la justicia en la equidad.
De la Región de Bandundu –Kwango y de la diócesis de Kinwenza donde construyó la casa noviciado, pasó a la Región de Kole, (Kasai Oriental). Su proyección cambió;  pasó a una inserción plena de contacto con el Pueblo, con sus gentes, familias, jóvenes. Casa de puertas abiertas para acoger; alegría para compartir y vidas jóvenes para orientar…
Por motivos de salud volvió a España – a su querido Javier – en el 2012.
Su sonrisa no se extinguió, ni sus aficiones de hortelana, ni su saber ayudar a Candi en la cocina pelando ajos y patatas.
Con taca-taca, siempre adelante. Intuyó que el Señor la llamaba, se confesó y en pocos días se encontró con la VIDA VERDADERA, con el abrazo de Dios PADRE-MADRE, para seguir gozando y sonriendo.
                                              
                                                         Homenaje de su comunidad


No hay comentarios :