22 de mayo de 2012

Experiencias cristianas entre musulmanes


Monseigneur Vincent Landel, arzobispo de Rabat (Marruecos) dirigió la última sesión del curso de Formación Permanente a los sacerdotes de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, el lunes 21 de mayo. A lo largo de toda la mañana fue desgranando, ante un centenar de sacerdotes, la experiencia de vida cristiana de una minoría pequeñísima de 30.000 personas en medio de la población marroquí. Vida basada en la humildad que debe presidir toda relación humano-religiosa, en el respeto, en el encuentro, en definitiva en el Amor que define al Dios en quien creemos.
No sin dificultades, la comunidad cristiana de Rabat va dando testimonio y camina alegre en la esperanza, en un país en donde es tolerada pero en el que no existe la libertad religiosa.
"Nací en Marruecos, pero no puedo ser marroquí por ser cristiano", dice monseñor Landel con cierta pena ante el inmenso amor que tiene hacia su pueblo.
De la misma manera se expresó en una conferencia abierta que dirigió en una sala de Logroño ante un numeroso público que manifestó su agradecimiento con fuertes ovaciones ante el testimonio de este obispo sencillo que vive con su comunidad católica la alegría de la presencia de Cristo resucitado que aporta salvación y es camino por donde todos pueden peregrinar. Monseigneur Landel invitó a los riojanos a vivir esta misma experiencia con quienes vienen de otros países y son religiosos, aunque no compartan con nosotros la misma expresión religiosa.
Esta jornada extraordinaria en La Rioja se encuadra en las actividades que se vienen desarrollando a lo largo del año con motivo de los 50 años de las Misiones Diocesanas en Burundi, Benin y Ecuador.

No hay comentarios :